lunes, junio 13, 2005

Golpe súbito de empatía

Anoche ví en el telediario una manifestación que hubo no sé dónde en contra del matrimonio entre homosexuales. Muchas familias con niños, y que si un niño necesita un papá y una mamá para crecer sanos emocionalmente (pffff, yo habría preferido dos papás y ninguna mamá: ver posts anteriores), que si quieren destruir la familia tradicional (como si fueran a prohibir el matrimonio entre heteros), y otras tonterías a cual más rebuscada. Y a pesar de que siempre he apoyado y defendido a capa y espada el derecho de las personas a formar la pareja que les dé la gana, o que la naturaleza les dicte, anoche por primera vez extrañamente me puse de verdad en su pellejo.
Estaba cenando en un bar con B. mientras veía esto, y le pregunté: "¿Te imaginas que viviéramos en un mundo de homosexuales donde las parejas heteros estuviéramos mal vistas, y sólo pudiéramos permitirnos expresiones de cariño en ciertos sitios y a ciertas horas? ¿Que no pudiéramos darnos un beso en la calle sin que alguien nos mirara mal o se repugnara, o donde en un alarde de atrevimiento solo pudiéramos cogernos de la mano? ¿Y si fueran los demás quienes juzgaran si tenemos o no derecho a tener un hijo? " Bactering respondió que él no viviría en un mundo así, que hace tiempo que se habría cortado las venas. Pues esa es exactamente la realidad de estas personas, su día a día. Y me pareció absolutamente horrible.
He de decir que mi hermano menor es gay. Nadie lo sabe en mi familia oficialmente, pero si es blanco y en botella, es leche. Mi madre dice que todavía no quiere liarse con novia y familia porque está muy liado con el trabajo y porque aún es joven y quiere disfrutar de la vida, pero con 34 tacos yo creo que ya ha disfrutado lo suyo. Y es que no hay peor ciego que el que no quiere ver.
Y mi padre, de educación férrea tradicional es de los que prefiere (sic) "dos hijas putas antes que un hijo maricón". Con lo cual, evidentemente mi hermano dejará que mis padres mueran sin saberlo, y creo que hará muy bien.
Mi hermano tiene pareja estable desde hace muchos años, y en casa oficialmente es "su mejor amigo". Va mucho de visita, se ducha y duerme en su casa pero es porque son muy amigos. La mitad de sus amigos tiene pluma pero no parece que hayan asociado ideas. Incluso mi hermano es bastante amanerado, pero según mi madre es "expresivo". Hay que joderse.
Yo me casé, mi hermano mayor se casó, nunca escondimos nada y todos lo vieron bien y lo celebraron por todo lo alto, pero mi hermano debe haber sufrido (y sigue sufriendo) en sus carnes el vivir con una mentira, con una máscara puesta. Y yo nunca había reparado en lo mal que debe pasarlo, nunca me había puesto en su piel pero anoche lo hice, y sentí mucha lástima por lo injusto de su vida y de la de tantos otros en su situación. Maldita religión que todo lo llena de mierda y todo lo envenena, que hace desgraciadas a personas que nunca han hecho nada malo.
Me quedo con un chiste gráfico que ví en el periódico y que me hizo sonreir: un cura decía "Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre" y a su lado una pareja de gays decían: "Lo que el hombre ha unido que no lo separe Dios". Me pareció cojonudo.

9 comentarios:

infopoeta dijo...

Muy divertido el post en sí y el chiste gráfico que describes al final.

hwang-ho dijo...

Creo que te gustará leer Matrimonio y católicos en http://www.psicobyte.com/?modo=permalink&codigo=20041018200200
Aunque es un poco antiguo (hace más de seis meses que lo escribió) ofrece una visión del asunto irónicamente nueva. La verdad es que es buenísimo.

Para lo que se avecina el sábado próximo hay que ir pertrechado de cierta ironía, comprensión y tolerancia con las cosas que tendremos que oír. Pero no debemos ser los demócratas quienes perdamos los papeles.

Hari Seldon dijo...

:)))

De todas formas, algo parece que avanza la sociedad: lo de poder besarse en público ( historia de abuelo cebolleta ) no hace tanto que a alguno que otro nos causaba algunos conflictos ... :-D

Fantine dijo...

Yo a veces pienso que hace poco se me discrimanaría por "vivir en pecado" como lo hago, o a ti por separarte, o a otras por ser madres solteras ....

Las mujeres ya lo hemos conseguido prácticamente todo a ese nivel. Esperemos que los gays pronto lo consigan también. Se están dando pasos importantes, aunque la Iglesia zancadillea bastante.

Un beso guapa, y ya queda menos para vernos :D

almuric dijo...

Sí, chata. Hasta hace poco el pecado consistía en ir a tu bola y no estar "institucionalizado": si quieres pareja has de casarte, si estás casada has de seguir con tu marido, si eres madre tienes que tener marido. El problema de los gays es justo el contrario, que pueden ir a su bola (se les perdona la vida) pero no les dejan institucionalizarse. Si lo que jode en cualquier caso es no tener opciones sino tener que pasar por el aro que te digan... Todo se andará, espero. Hasta dentro de un par de semanitas ;)

´°*¤·Nur·¤*°` dijo...

Nada que dé derechos puede ser malo, creo que eso es lo único que importa.

Rapunzell dijo...

Pues sí, tiens que ser muy duro y muy cansado el tener que vivir dando explicaciones , demostrando que no tienes dos cabezas, que no eres ni mejor ni peor, sino como todo el mundo... o no hablando de la mitad de tu vida.

A vecss no sé cómo lo aguantan. Y me refiero sobre todo a los homosexuales que no tienen la suerte de vivir en un sitio grande como Madrid, Barcelona o Valencia, sino en un pueblo pequeño donde te van a fiscalizar hasta qué mano usas para limpiarte la nariz.

Lo que más me jode es que la gente que acude a esas manifestaciones lo hace como si la familia tradicional lo tuviera todo solucionado. Puaj. Qué mala leche se me pone.

Por otra parte, me alegra un montón leer algo tuyo, hermosa ;))

Efecto-Placebo dijo...

Ayúdale, simplemente con escucharle y saber que estás ahí para él te lo agradecerá toda la vida y seréis más hermanos que nunca.

Capitan Napalm dijo...

Hay una canción de Bronski Beat que habla de lo que comenta Rapun. Se llama "Smalltown boy" y plantea el tema bastante crudamente.

Soy como muy heterosexual, pero los gays me fascinan. A pesar de que verbalmente pueda parecer lo contrario, los respeto mucho. Cuando suelo decir de alguien que es un "chapero chupapollas tragasables" es mucho más probable que me refiera a Bustamante que a un gay.

Y si alguien lo duda, puede venir a ver mi colección de comics de Ralf König y de discos de Jimmy Sommerville.