jueves, abril 06, 2006

Empresas y empresas

Todos los días se cierran negocios. Empresas que en su momento fueron creadas con ilusión, cariño y una cuidadosa planificación, se van al garete sin que nadie sepa a ciencia cierta porqué. Todos conocemos cientos de ejemplos, pequeñas tiendas o grandes bares que estuvieron mucho tiempo de reformas hasta por fin abrir al público, limpios y resplandecientes, con lo último en su género, dependientes sonrientes y deseosos de agradar, dueños ilusionados con la expectativa de ver prosperar su iniciativa, muchos números, muchas visitas a los bancos, mucho trabajo. Como decía el Capi Napalm, hay toda una historia detrás de cada negocio que quiebra, y seguramente nunca se sepa dónde estuvo el error que propició el cierre.

Y siendo así, cada día entiendo menos como en una empresa tan rematadamente cutre, marrullera, fraudulenta, apestosa, rácana y mierdera como esta en la que yo trabajo, entra tanta pasta.

Estoy viendo salir por la puerta a Fran, el que ha sido mi compañero más querido durante los dos últimos dos años. Tiene 26 años, es enfermero y una de las personas más trabajadoras, responsables y válidas con las que he tenido el placer de trabajar. Y se va para siempre, asqueado y dolido como lo estoy yo en este momento.
No hay premio para los que hacen más de lo que marca su contrato ni para los que se dejan la piel en la empresa de otro, solo la amargura de oir "lo que has hecho se te ha pagado, estamos en paz". Sí, pero han contratado a dos personas para sustituirle a él.

Ojalá arda esta oficina con los dos gerentes dentro. Quizá entonces estemos en paz.

6 comentarios:

infopoeta dijo...

Vaya, qué putada :/

Imperator dijo...

Las empresas venden viento. Es sorprendente además como las empresas se han convertido en mercado en sí mismas, y como cada vez hay menos empresas que hacen cosas de verdad, y en vez de eso se dedican a hacer cosas de mentira para otras empresas.

Este año le vamos a facturar a un cliente un mínimo de 31000 €. Con esa pasta, el tío podría pagar el sueldo de al menos 2 técnicos de selecció y cubrir íntegras las necesidades de personal que tenga. Pero no.

A mí me parece bien, claro. Vivo de esto. Pero no deja de pasmarme.

Julia dijo...

Qué asquito, y me da la impresión de que cuanto más grande y más asentada está una empresa, más cutre y mierdera se vuelve. No reconocen a las personas por su valía, su trabajo, su afán de hacer las cosas bien, sino por su habilidad para lamer los culos apropiados en el momento apropiado... Consecuencia: hasta los más esforzados y trabajores se desmotivan al cabo de un par de años y se vuelven funcionarios, mientras los trepillas intrigantes ascienden. ¿Ocurrirá igual en todos los países?

Anónimo dijo...

Pues yo me estoy pensando en montar una asi que.....

Soy Nilrem, desde otro ordenador y no me apetece registrarme.

Capitan Napalm dijo...

Tengo una teoría al respecto, pero hay que tener mucha moral y presencia de ánimo para que la suelte así, a palo seco.

Si algún día te encuentras con ánimos para conocer la verdad chunga de la vida, let me know.

Imperator dijo...

Capi, haz un post sobre elllo y publicalo. Yo estoy listo para escuchar la verdad.