martes, octubre 31, 2006

11 kilos

Eso es lo que me he echado en el cuerpo desde que dejé de fumar, cagüenlaleche. Toda la vida intentando coger unos kilillos sin conseguirlo y ahora me han venido todos de golpe.
Me siento como dentro del cuerpo de otra persona. Me noto el culo cuando camino, al sentarme me aparece una leja en la tripa, y he ganado dos tallas, dos, de sujetador. Bueno, eso no me parece mal.

Después de toda una vida con 45 kilos, no es fácil adaptarse a este cambio en unos pocos meses. Ya sabía que iba a ganar algo de peso (y falta que me hacía), pero no me esperaba esa ansiedad por comer durante los primeros meses de no fumar. Ya se ha pasado, afortunadamente, solo era el efecto secundario más inmediato a la falta de nicotina, pero ya hace un tiempo que vuelvo a comer de forma normal, incluso empiezo a comer poco, como es mi naturaleza. Calculo que perderé unos 5 kilos al retomar mi alimentación normal y me quedaré en una cifra razonable, pero ha sido una sensación extrañísima la de estos meses . He tenido que reponer todo mi vestuario, enterito, no me ha servido nada de mi ropa de antes. Pero seguro que pronto volveré a mis antiguos vaqueros y mis antiguos (sniff) sujetadores.

Por cierto, dentro de nada hará un año que dejé el vicio. Este Año Nuevo tendré una cosa más que celebrar. Yupiii ¡¡¡

PS: Aún no he podido pasar un solo día en estos diez meses sin que me apetezca un cigarro varias veces al día. Sigo luchando día a día, jodido vicio.

6 comentarios:

Fantine dijo...

Yo lo único que se es que estás mucho más guapa con unos kilos de más que antes cuando tenías alguno de menos, y seguro que Jose piensa lo mismo :D

Y que ganas de que llegue la RAM para verte!!!!

almuric dijo...

Y yo, hermosa, y yo, que os echo de menos. Y la envidia que me dais con tantas actividades nabales a las que no puedo ir.

Rapunzell dijo...

Yo también te he visto muy guapa la última vez que te vi. Los "kilos de más" te han caído muy bien, pero lo importante es que estés contenta tú.

En cuanto a lo del apetito por un cigarrillo varias veces al día, es curioso, pero un día se pasa. Aunque aun te quede un trecho. Es difícil de entender para quien nunca ha fumado, pero la sensación de necesitar un cigarrillo tarda mucho más en pasar que el mono físico.

Cada uno es un caso diferente, pero yo calculo que tardé un año o así en empezar a pasar un dái entero sin pensar en fumar. Ahora (hace dos años y medio que lo dejé) aun se me pasa por la cabeza, pero muy de vez en cuando. Yo sé que es fácil pensar que mi ansiedad va a desaparecere encendiendo un cigarrillo, pero también sé que no es verdad, que sólo es un recuerdo de cuando mi abstinencia disminuía al hacerlo, y por tanto me quedaba más tranquila.

Las malas noticias son que te quedan unos meses de pelea diaria. La buena es que SE ACABA.

Y que estamos orgullosísimos de ti, por lo que eso te pueda valer :)

Gorpik dijo...

El otro día estaba con unos compañeros de curro, atascado en una gasolinera. Llevábamos allí más de una hora. Mientras los demás sólo pensábamos en que íbamos a perder el avión, uno de ellos sólo pensaba en el monazo que tenía. Porque, claro, en la gasolinera no podía fumar.

Tú ya has superado eso.

Hari Seldon dijo...

Tu post me recuerda mi pasado (y mi presente)

Pasado: Cuando tuve que ir a la "mili", al poco pasé a pesar 83 kilos (y ya medía lo que ahora, 1'94) me sentí muy gordo, a pesar de que nunca después he pesado tan poco.

Presente: Mi médica de cabecera me puso a dieta. La última vez que me había pesado (hacía ya tiempo) estaba en el límite de la obesidad y yo me sentía más gordo, así que así se lo dije. Pues no, era la edad y los achaques: en realidad este verano he perdido 6 kilos (la depresión y la falta de ganas de comer es lo que tiene)

Yaizal dijo...

Ánimo y no caigas otra vez en el vicio.

Me alegra muchísimo ver que algunos lo conseguís dejar.

En cuanto a la tripa y las tetas, no te pasó ya cuando estabas embarazada???

Yo te imagino mucho más guapa ahora.

Ciao.