viernes, noviembre 28, 2008

El año que viene va a ser maravilloso

Y si no me lo parece, solo tengo que compararlo con éste. Me cago en mi vida.

- desde septiembre (ya os lo conté), me he dado 3 veces de baja de ONO. Bueno, al menos eso me dicen los capullos que me atienden la petición. Y me dan un número de código de baja, que estoy coleccionando y que por lo visto son ficticios o algo, y me aseguran que en 15 días la baja será efectiva y definitiva. Pero siguen llegando las facturas. Y yo no quiero poner más reclamaciones, no quiero más llamadas, no quiero disculpas, no quiero luchar contra un monstruo, solo quiero que ONO me deje en paz, que se olvide de mi puta existencia, pero no. Ésto es cuestión de echarle paciencia, cortar el grifo del banco, pedir al universo que les reviente el hígado a los recuperadores de clientes a comisión que no tramitan las bajas, y respirar hondo.

-desde septiembre (también, que guay), mi portatil ASUS megachachi de 1.700 pepinos, está en reparación, porque se recalentaba un poco y aprovechando que está en garantía lo llevé a la casa. Y no he vuelto a saber nada de él. Los chavales de la tienda donde lo compré han reclamado 5 veces, han escrito mails y hecho llamadas delante de mí, y no les dan ni una explicación. Ahora llegará la RAM y tendré que irme sin ordenador, y mientras tanto estoy jugando en la tostadora viendo de lejos como mi hermandad ya raidea Naxxramas. Cuando me lo devuelvan estará formateadito y todo bien borradito, of course.

-no sé nada del seguro de la vivienda, y ya me he cansado de llamarles y rogarles, he claudicado. Probablemente no se pase nadie y no se hagan cargo de arreglar ni pagar nada, y como enseguida hará un año del siniestro pues no podré ni poner denuncia. Bah, total...

-al menos Bactering ha conseguido unos trabajos a través de una empresa, aunque seguirá como autónomo. Le hicieron una oferta de la que nos habríamos reído hace un año, la ha aceptado y estamos agradecidos.

Necesito un viaje, unos días fuera de casa, necesito veros y abrazaros, necesito jugar a lo que sea, disparar a lo que sea. Benditas sean las RAM's con sus conciertos y sus partidas de paintball. Una semana, solo una semana.

-casi se me olvida: hemos perdido todo lo que nos robaron del banco de la hermandad y no lo van a devolver, y además casi nos banean por la discusión que tuvimos con los GM. Espero que vosotros hayais tenido más suerte...

6 comentarios:

Hari Seldon dijo...

Pasadlo bien en la RAM :)

(Por mí :( )

Txema dijo...

Coño, Jesus, tu tambien?... al menos pasate alguna vez por el Hylogui.

Montse, te quiero en mi equipo de paintball.

Gorpik dijo...

En la RAM no dispares a los músicos, ¿eh? Bueno, al guitarrista gordo sí puedes.

Imperator dijo...

La leche. El viernes nos vemos.

Javier G. Recuenco dijo...

Te recomiendo, muy mucho, por tu integridad física, que dispares al guitarrista de misa. Al cumbayero.

Lumen Dei dijo...

Disparar deahoga mucho y permite liberar mucha adrenalina. La caguetas de Fantine no se atreve a disparar con calibre 45, pero eso hace que te olvides de todos los pesares durante un buen rato.

Si vienes a Barcelona iremos a chutar como de costumbre.