viernes, abril 22, 2005

Aniversarios

Es tiempo de celebrar unas cuantas efemérides. Este verano hará 4 años que entré en Mensa, lo cual no puedo negar que dio a mi vida un giro de bastantes grados. He conocido gente maravillosa, porque el mensista cuando es maravilloso, es que es maravilloso de verdad. El análisis global de estos años en ese aspecto es muy, muy bueno ( Fantine lo cuenta muy bien en su blog, así que para qué insistir).
Ayer fue el cumple de mi enano, acabas reventada pero tiene su gracia lo de montar una fiesta infantil, encender las velitas y todo eso. Le regalé el Metal Gear 3 para PS2. Obviamente, entre mis obligaciones de madre figura el control de calidad de los objetos que consumen, así que la noche anterior le dí buena caña al juego, y una vez comprobado que los gráficos están de puta madre, los nuevos movimientos son alucinantes, y que Snake está más buenorro que nunca, procedí a darle el regalo con la conciencia tranquila y la satisfacción del deber cumplido.
El mes que viene es el cumple de la mediana, Raquel. Es triste que tu hija de 14 años gaste una talla más de sujetador que tú...
Esta primavera hace un año de otros sucesos menos agradables, pero a los que he sobrevivido. Debe ser cierta la frase aquella de Nietzsche, pero a mí me gusta más la versión cañí: lo que no mata engorda.
Por marzo del año pasado me encontré de repente un día sola, sin trabajo, sin casa, sin dinero y con tres niños a cuestas. Lo de coger depresiones y eso no va mucho conmigo, pero digamos que mi nivel de stress por aquellas fechas era tirando a alto. Mi ex-marido decidió que era un momento tan bueno como cualquier otro para pedir el divorcio (gran error: el momento adecuado fue el día siguiente de casarnos, pero mejor tarde que nunca). Solo que yo estaba en paro y viviendo en una casa que pertenece a mis suegros.
Para qué os voy a dar la paliza contando cómo me lo monté para conseguir trabajo, casa e hipoteca en 15 días, pero lo cierto es que lo hice. Mi familia se enteró del pastel cuando yo ya estaba instalada en mi nueva casa, solita y encantada de la vida. Solo lo supieron mis dos o tres mejores amigos (mensamurcianos, qué casualidad), que no solo me sostuvieron anímicamente, sino que curraron lo suyo ayudándome a pintar el piso y demás. Moriarty pintó la habitación azul más bonita que he visto, creo que le dio como 7 capas para más seguridad :)) Este último año he repetido muchas veces que le debo media vida a Antonn, _Custer_ y a Freddie Mercury, que no me dejaron sola un momento.
Tres meses después yo ya estaba reponiéndome poco a poco de la movida, con un buen trabajo, disfrutando de mi casa nueva, saliendo por las tardes a leer al balcón sentada en el suelo con un café en la mano y mi gato sobre las piernas. Seis meses después ya sentía como si todo aquello le hubiera pasado a otra persona en otra vida, y ahora que ha pasado un año soy realmente otra persona.
Hacía tres años que conocía a Bactering de la reuniones y cenas, pero por aquellas cosas de la vida empezamos a salir y llevamos ya juntos desde el verano pasado, y prácticamente no nos hemos separado en este tiempo, a pesar de vivir en ciudades vecinas. No recuerdo si alguna vez fui tan feliz como ahora y si la vida me pareció tan bonita, y eso que hace meses que mi cerebro dejó de segregar la difeniletilamina esa que hace que te vuelvas gilipollas y te perfumes hasta para hablar por teléfono con el ser amado. Es sencillamente que estoy bien, que me gusta mucho mi vida ahora, que tengo lo que quiero y quiero lo que tengo (sobre esto me enseñó mucho Rapun :***), y que la cosa tiene visos de ser muy duradera.
Antes tenía una vida muy distinta, no me disgustaba porque estaba acostumbrada a ella y siempre pensaba que en el reparto de vidas tampoco me había tocado la peor. Era una vida, como cualquier otra, sin grandes alegrías ni grandes tristezas. Bueno, de esas sí hubo alguna. Y ahora siento como si me hubieran querido mostrar lo que es una vida buena, una vida de verdad.
Y me gusta.
Y de verdad que Snake está ahora más buenorro que nunca :)

10 comentarios:

infopoeta dijo...

Una vida buena para una buena persona, es bonito cuando eso se cumple :)

Gorpik dijo...

No sé si decirle esto a una chica es bueno para mi integridad física, pero allá voy: la verdad es que necesitabas engordar un poco.

almuric dijo...

lo sé, cariño :) 5 kilitos he pillado. Esa es la prueba de lo bien que me encuentro ahora.

Rapunzell dijo...

No sólo Snake está estupendo sino que, por lo que he visto y me han contado hasta ahora, alos personajes femeninos de la tercera entrega no dan ganas de matarlos :))

Y que me alegro mucho de leer esto, oye. Pero mogollón. Un besazo, reina.

Chr Chk dijo...

Un besazo, guapa. Recuerda que siempre tendrás una aspirina en BCN.

´°*¤·Nur·¤*°` dijo...

me alegro mucho de que sigas adelante, como las mejores!!!
Un beso encanto!

Fantine dijo...

Me alegro que todo te vaya bien, guapetona. Y ya celebraremos juntas nuesttros cuatro años en la secta durante la próxima Asamblea :D

Pucela dijo...

Dita sea!
¿Ves, Mauro, las oportunidades que te pierdes por no ir a reuniones ni cenas? Nchts, nhcts.

(de todas formas, si tus hijas están como tú a tu edad, aún pueden intentarlo los pucelitas second generation..... estooooo.... mejor me callo) :D

almuric dijo...

Déjalo para cuando sean algo mayores, Mauro. Si uno de tus niños ven como me ha aparecido vestida esta mañana Mortizia, tendrá pesadillas durante mucho tiempo.

beor dijo...

Jar, un besazo :****