domingo, julio 03, 2005

Ains,que se me cae la baba

Ésta es mi niña. Si es que hay mucho frikismo en mi casa..:D

10 comentarios:

´°*¤·Nur·¤*°` dijo...

no me funciona el link...
****************
Página no encontrada
¿Estás buscando algo en laverdad.es?
La página a la que has intentado acceder no se encuentra. Puede que hayas utilizado un enlace no actualizado o hayas escrito una dirección (URL) incorrectamente.
****************
Yo que quería conocer a tu nena...

Besitos

Rapunzell dijo...

Como tengo una carnet que dice que soy muy lista y la mañana muy despejadita, se me ha ocurrido por dónde podían ir los tiros y he buscado en la hemeroteca del periódico. XD

Pinchad aquí.

A ver si este os sirve.

Por cierto, qué bien sale tu niña y qué bien contesta a todo, cómo se nota quién es su mamá :)))

Por cierto que si tiene algún problema con el vivo y podemos darle alguna idea, que se ponga en contacto con nosotros. Todos los vivos tienen problemas en el mismo tipo de reglas, y por aquí tenemos a unos cuantos con experiencia en el tema. Empezando por Moriarty, que encima os pillará cerquita este verano :)

Fantine dijo...

Pero que monísima que es tu niña :D, aunque claro, tiene a quien parecerse.

Un besazo guapa

´°*¤·Nur·¤*°` dijo...

Vaaaaaale, soy una tonta sin recursos ni tiempo :P

Mola, la nena :)

Banda de Murcia dijo...

Yo la vi ayer, pero el derecho de anunciarlo correspondia a la madre. Cronica asamblearia ya. Me da igual quien sea.

Hari Seldon dijo...

Como se nota la "huella" de la madre :))

:-*

Fantine dijo...

Nilrem, en mi blog puedes leer la crónica sesgada ;)

Rapunzell dijo...

Nur, hija, se entiende que lo que te ha faltado a ti es la mañana despejadita. Cogno, qué sensible está todo el mundo :P

almuric dijo...

Vaya, pues me jorobaron el enlace. Pero vamos que solo hay que buscar "otaku" en la hemeroteca. Je, el periodista parecía muy enrollado, pero Ana decía: seguro que luego ponen "Dos docenas de locos se van al monte a matarse unos a otros" :P

Gorpik dijo...

Muy maja, la entrevista. Y la nena, claro, aunque eso era de esperar.