jueves, enero 24, 2008

Más me duele a mí

Este niño mío me da muchos disgustos con sus estudios. Es un buen chaval y no me da problemas, aparte del hecho de que es aún más vago que yo. No le gusta estudiar y no se esmera lo más mínimo, de vez en cuando me encuentro notas de los profesores porque le han faltado deberes por entregar, y los suspensos se han ido acumulando. Este año repite curso y de momento la cosa parece que va mejorando, incluso ha sacado buenas notas en este primer trimestre.

Pero ayer se estropeó la cosa otra vez. Cuando fui a firmarle un justificante de faltas por un día que había estado malo, me encuentro una nota de la profesora advirtiéndome que no había entregado un trabajo. Aunque yo miro su agenda de vez en cuando, la nota era de la semana pasada y el cabrito no me había dicho nada. No me queda otro remedio que castigarle, y sólo hay un sitio en el que le duele lo bastante como para que se lo piense la próxima vez: en el WoW.

No va a jugar en todo lo que queda de semana, de momento, y si no veo mejorías aún se puede tirar más tiempo sin jugar. Pero he de decir que este castigo me duele a mí más que a él, pero no de la forma en que nuestras madres nos lo han dicho siempre: es que de verdad me duele más a mí, porque esta noche me iba a rusear Scarlet Monastery con su paladín y ahora me voy a tener que buscar la vida.
Es muy duro ser madre/padre. Ya verás, Capi, ya.

2 comentarios:

Capitan Napalm dijo...

Te juro que no sabes como me hago cargo de tu drama. Sobre todo con la espada que suelta Mograine.

Hari Seldon dijo...

Ejercer de padre/madre y a la vez ser friki: ese gran dilema de la sociedad moderna...