viernes, febrero 29, 2008

Pues aquí estamos

Nada, que no tengo nada que contar. ¿ Y por qué? Pues entre otros factores, porque mis días se parecen brutalmente los unos a los otros, salvo los fines de semana, en que no tengo que ir a currar y juego al WoW un poco más de lo normal. Por lo demás, rutina absoluta.

Pero el factor principal por el que pasan los días sin que escriba nada, es el siguiente: en los minutos de asueto de que disfruto regularmente en el trabajo, mi lectura de cabecera es el blog de Dilettante. Sí, hijo sí, ya te pagarás algo por el subidón de ego que te acabo de proporcionar, pero el caso es que leo y releo los archivos y cada vez me sigue entreteniendo. Y en cada entrada que leo me encuentro (oh sorpresa¡), que habla de algo sobre lo que yo pensaba hablar tambien, y que generalmente cuenta lo mismo que yo tenía pensado, solo que mejor contado. Y con gracia.
Y pienso: hale, otro tema que se me va a la mierda, otra historia que ya ha sido contada. Bueno, yo tengo hijos en vez de pájaros, pero salvando ese detalle es como si lo hubiera escrito yo, en el hipotético caso de que supiera escribir. Así que, para el caso, podeis leer su blog y conocereis nuestra opinión sobre casi todo.
Por lo demás, estoy cojonudamente. Como ayer y anteayer, vamos :)

2 comentarios:

dilettante dijo...

al menos un whisky de malta por el piropo, chica. muchos besos

Lumen Dei dijo...

Pero el cabronazo escribe con muchas y dilattadas soluciones de continuidad. Tengo una vara un metro que es un trozo de antena de metal y nylon, le he amenazado con darle en un muslo para incentivarle a que se prodigue más. Pero sucede que la creatifidad forzada mata al artista; mira si no a Martes y Trece, Cruz y Raya, Ortega y Gases, y demás intelectuales que llegaron, ya sea por deceso o aburrimiento, a quedar exangües en su producción.

Y fíjate si me he perdido que ahora mismo no me acuerdo ni del tema ni del blog en que estaba escribiendo. Ah, el blog de Steiner en el blog de almuric, o viveversa...

Pues lo dicho, que si releeo lo que llevo escrito seguro que lo borro (desde que he empezado este comentario hasta que lo he enviado, ha transcurrido casi una hora y he tenido más de cuatro interrupciones).