jueves, marzo 06, 2008

Consejo para una vida más feliz

En la medida de lo posible, es importante procurar que no se rompa la bajante del edificio en que vivís. Esta medida es especialmente necesaria en el caso de que vivais en el piso más bajo.
¿Y por qué es importante que esta tubería por la que circulan las aguas residuales de todo el edificio, permanezca en buen estado? Son varias las razones.

En primer lugar, es bastante sucio. Si la tubería se rompe y deja que fluya libremente su contenido, la masa acuífera saldrá disparada en todas direcciones, cubriendo las paredes adyacentes de todo tipo de restos sólidos, unos identificables, otros no, con una cierta diversidad de colores y texturas.
En segundo lugar, y esto afecta especialmente a los habitantes del primer piso, la gravedad es un factor a tener en cuenta, puesto que provoca que toda la masa acuífera se desplace hacia abajo. Si la bajante está situada a lo largo de un pequeño respiradero que comunica con los cuartos de baño, ocurrirá lo siguiente. El respiradero empezará a llenarse a medida que todos los vecinos tiren de la cadena, y a pesar de que el suelo de dicho respiradero tenderá a absorber todo el agua posible, finalmente se inundará. El agua empezará a subir de nivel, y dado que las juntas del respiradero no suelen sellarse herméticamente, acabará por filtrarse al suelo de los cuartos de baño.
En un primer momento será necesario ir recogiendo ese agua con la fregona a medida que va saliendo de la junta y cubriendo el suelo del baño de un cálido tono marrón, pero pronto se hará patente que es una tarea sisífica porque el agua es más rápida saliendo que tú fregando.
En este punto, es lógico pensar que ya ha sido avisado el presidente de escalera, que a su vez ha llamado al administrador, que se ha puesto en contacto con la compañía de seguros, que ha prometido enviar a un fontanero. Este elevado número de intermediarios podría dificultar o incluso imposibilitar el arreglo de la rotura en un plazo razonable.
A medida que los días pasan y el agua siga fluyendo, es probable que la casa entera empiece a adquirir un olor característico, a mitad de camino entre pantano putrefacto y cajón de tierra de gato. Ese es el momento en que empiezan a surgir mosquitos que se acumulan en los suelos y paredes de los cuartos de baño, que se te meten en la boca y la nariz cada vez que entras (con botas de agua).
Puede darse la circunstancia de que administrador, compañía y fontanero no se aclaren en cuanto a la responsabilidad del problema, o que las personas implicadas estén ausentes u ocupadas, con lo que la llegada del fontanero puede verse retrasada hasta en dos meses. En tal caso, la estructura del edificio absorberá una gran cantidad de agua, lo que dará lugar a la aparición de moho verde hasta una altura de un metro en todas las paredes situadas a menos de 10 metros del respiradero. Esto provocará así mismo que las puertas se hinchen impidiendo el correcto cierre de las mismas, y que los muebles de madera adyacentes a las paredes afectadas, se mojen, hinchen y/o descascarillen. No olvideis alejar libros y demás material delicado.

Finalmente, el fontanero vendrá un día inesperadamente y reparará la bajante, con lo que ya se puede empezar a recoger agua marrón de los suelos con eficacia, limpiar el moho verde de las paredes y colocar ambientadores y absorbeolores por toda la casa. Es el momento de llamar a la compañía de seguros para que hagan un peritaje de los daños y se proceda a pintar las paredes de media casa. Hay que estar mentalizado para el hecho de que la compañía no se haga cargo de daños, reparación ni pintura amparándose en el largo plazo de tiempo transcurrido y el consiguiente deterioro que podría haberse evitado de actuar con más presteza.

En ese momento, lo más procedente es tomar una buena dosis de sedantes. No eliminarán la mierda, pero harán que lo veas todo de otra manera.

4 comentarios:

Imperator dijo...

Me cago en la puta. :(


No tengo nada más que decir.

ambientologo dijo...

Este es el típico caso de vecina gana pleito al presidente de la comunidad por su responsabilidad directa en los desperfectos.

Cuando tengas ganas te metes con mas abogados.

Mira que somos estupidos en España.

Lumen Dei dijo...

La casa, la vivienda de una persona o una familia, es el lugar de descanso y cobijo, y justamente si ha de guarecernos de algo, es de cosas como la que describes.

Así que acabar cabreada como para tomar sedantes y publicarlo, es lo más normal del mundo.

Espero que se solucione lo más rápido y mejor posible.

Fer

Fantine dijo...

Jo,menuda putada. en esos casos lo mejor es que uno se ponga directamente en contacto con su aseguradora, y luego que ésta se arregle con la de la comunidad, porque si hay que esperar a que los vecinos, el administrador y maría santísima se pongan de acuerdo ... acaban pasando estas cosas.

No hay posibilidad de demandar a la Comunidad de vecinos?